Entendemos la Unidad de Formación como el diseño creativo del facilitador (puede ser un profesor o una profesora, aunque no se circunscribe a esta figura) para favorecer el desarrollo de competencias, en este caso cívico-democráticas, sobre la base de la recuperación de conocimientos previos, ensayadas en una práctica situada y orientada por los valores cívico-ciudadanos de un régimen democrático.

Una Unidad de Formación integra Secuencias Didácticas y un conjunto de materiales didácticos como audios, documentos, infografías, matrices de valoración y videos que podrás compartir a tus estudiantes.

En los siguiente enlace encontrarás los recursos necesarios para desarrollar una Unidad de Formación, el texto donde documentamos la forma como traducimos nuestra propuesta de participación ciudadana sustantiva en una estrategia didáctica y ejemplos de otras unidades de formación, realizadas con la metodología que le compartimos para que elabore la propia, la que eventualmente también podrá compartir.

Todo ejercicio docente es un permanente cauce de aprendizajes propios, queremos compartirte algunas experiencias e invitarte a que realices tu propia práctica reflexiva, si es que no te animas aún a empezar tu Unidad de Formación. Este ejercicio puede permitirte rescatar otros conocimientos que son parte de tu experiencia y que requieres traducirla en enunciados que en algún momento también podrías incluir en el desarrollo de tu Unidad de Formación.